miércoles, 30 de enero de 2013

Inventario de posibles amantes

Tengo tres posibles excusas:
- Una cena con las amigas (sé que Lorena me cubriría una mentira así)
- Un compromiso de trabajo (total, con tal de no cansarse escuchando sé que no preguntará demasiado por ello)
- Una visita a Jorge, que desde que rompió con Hugo me necesita más (como Jorge no le cae nada bien, Leo tampoco me propondrá venirse)

Cualquiera de ellas podría servir para esta noche si hubiera encontrado (premisa que todavía no se ha cumplido) un candidato con el que pasarla.

Fue Lorena la que me convenció de probar con la caza on line y fue también ella -que puestos a ser proactivas, es la reina de la jodida proactividad- quien me abrió un perfil con una de mis peores -y más borrosas fotos. En realidad, en esa foto puedo ser yo o cualquier otra, pero se ve que el género masculino -al menos, el género masculino 2.0- no es muy exigente con los jpg, porque cada día recibo una media de diez a quince mensajes -y no, no exagero- en mi perfil en cierta web de contactos cuyo nombre prefiero ahorrarme.

Mi perfil textual, sin embargo, no es nada ambiguo. Lo escribió Lorena después de una cena -esta sí fue cierta- en la que bromeamos con la idea. Y tengo que admitir que lo clavó. Deja bien claro que solo busco sexo. Que quiero amantes con un mínimo de imaginación. Que no me apetece compartir nada que no sea ese rato de placer. Y que, en el terreno de lo virtual, valoro muchísimo la ortografía. Acostarme con un tío que no sabe colocar bien una tilde no me pone nada.

Pues después de una semana en oferta -ya, ya sé que no es mucho tiempo-, aún no he conseguido un solo internauta que me excite lo bastante como para pasar del chat y meterme en su cama. Y lo de "su" cama es literal, porque mi casa me parece una pésima idea desde el punto de vista logístico. Tampoco es que la idea de irme a su piso me vuelva loca (¿no sería mejor dominar el territorio?, ¿y si me sale un tío raro o peligroso?), pero he pensado que no puedo seguir comportándome como "una Bovary" -como me llama Lorena, que recalca mucho lo del Bova-ry cada vez que lo dice- y he decidido que ya está bien de no follarme a ningún otro cibernauta por simple miedo. O por indecisión.

El problema es que hoy, por ejemplo, después de pensarme las excusas y hasta de redactar un correo a Leo -que hoy sale tarde del trabajo- para avisarle de mi urgente salida vespertina, no encuentro un solo mensaje en esa red social que me invite a dar un paso más. Y, como espero que esto del blog acabe ayudándome en el terreno práctico (que no todo va a ser leerme, guapas), aquí os dejo unas cuantas muestras para que me digáis, por favor, si soy yo la exigente o si hago bien ahorrándome encuentros con los autores de estos textos de tan elevada y variopinta literatura. 
Pues nada, aquí van, sin conservantes ni colorantes -o lo que es lo mismo, sin tocar ni una coma (en aquellos casos donde las han puesto, quiero decir)-, mis primeros pretendientes:

1. El cinéfilo:
Holaaaaaaaaaaa Gaby, 9 semanas y media?, las edades de lulú ?, Emanuelle?, Sexo en Nueva York?, La concubina,? Lucía y el sexo? Carne Tremulá?,Historia de O ?,La pasión turca?.......... todaaaaaaaaaas me gustaaaaaaaan y a ti?
Este, por lo que se ve, además de usar la A de su teclado compulsivamente, ha metido "erotismo + cine" en Google y le ha salido esto. Porque mezclar "Carne trémula" con "Historia de O" o "Sexo en Nueva York" (¿será la 1 o será la 2?) no tiene desperdicio.

2. El burócrata
Muy halagado por su muestra de interés hacia mi persona. Dispuesto a conocerla. Saludos.
Creo que, salvo Hacienda, nadie me ha escrito con mayor y más cordial formalidad.

3. El campechano
Hola buenas que tal estas
He aquí un ejemplar de esos que desconoce no ya la tilde, sino hasta la coma

4. El ludópata
Si juegas tus cartas jugamos juntos al juego que mas te guste. Jugar me pone ;)
Junto con la ignorancia de la bendita coma, un caudal de riqueza léxica sin precedentes. Un as jugando con las palabras, la verdad.

Conclusión:
Que digo yo que tampoco quiero follarme a Vargas Llosa, pero no estaría de más que supieran entrarle a una mujer con una frase mínimamente original y bien escrita. Para esto, sinceramente, prefiero un simple "¿Follamos?" al que lo mismo, si la foto es tan borrosa (o sugerente) como la mía, respondo que sí.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

A lo mejor deberías pasarte por el instituto de Adrián para conocer de cerca a los profesores de lengua. ;)

willagar dijo...

Querida Gaby, y me vas a permitir la familiaridad puesto que siento tal conexión con tu forma de entender la vida y, sobre todo, de llevarla a cabo que es como si nos conociésemos hace años. Lo primero de todo decirte que si vas a optar por ese camino debes dejar las exigencias a un lado. Me permito darte este consejo, yo que ya lo transité no hace mucho tiempo. No se puede esperar tanto. Si vas a utilizar a los hombres no te pares a analizarlos pues no te llevará a ninguna parte. Son herramientas útiles y sencillas en el único campo en el que te pueden ser útiles (y desde luego sencillos, no te vayas a pensar,que en ese campo...!!).
Como seguramente Jorge te habrá hecho ver en más de una ocasión céntrate en una sola cosa: su cuerpo, su físico. Ir más allá o pretender que te lleven más allá es una misión imposible y extenuante.
No analices sus palabras, ni sus textos, ni su ortografía, ni su sintaxis... cambia todo ello por sus manos, por sus brazos, por sus tórax, por sus espaldas. Se me olvidaba, y por alguna que otra nariz grande que les de aspecto de seres primitivos, toscos y zafios. Esos serán los que puedan llegar a proporcionarte lo que andas buscando. Esos serán los únicos que, sin más miramientos, te tratarán en la cama como te mereces, como tu marido hace ya tiempo no lo hace (si es que alguna vez llegó a hacerlo).
Por cierto, no dejes de decirnos que es eso que mencionabas del Grindr, tengo curiosidad... ups, suena creíble?
P.D. Recuerda, nariz grande. No suele fallar.

Gaby Draper dijo...

Querido anónimo, tomo nota del consejo ;-)

Querido Willagar: me encanta tu comentario. Lo intentaré poner en práctica y, desde luego, espero que se repitan tus comentarios y tu familiaridad. Aunque, eso sí, no te prometo que no copie y pegue algunos de tus textos en mis siguientes posts, porque la idea de este blog no es solo desahogarme, sino también aprender de quienes sienten parecido a mí... Me haces sentir un poco menos sola. Y un mucho más real. Gracias... ¿Nos seguimos viendo? Solo te admito un sí ;-)

Profelga dijo...

Queridos Anónimo y Gaby: siento decepcionaros. Los profes de lengua de cualquier instituto que se precie suelen ser mujeres, gais y algún pirao... Encantadores todos ellos, pero con pocas posibilidades para tus intenciones.
Eso sí, tienen una ortografía y una puntuación casi perfectas ;)

Gaby Draper dijo...

Pues nada, sector docente también tachado.
¿Veis? Tengo razón. Esto de buscarse amantes potenciales -y reales- no es tan fácil como parece...